Carvajal vuelve a Nueva York

Carvajal vuelve a Nueva York

Mañana jueves 16 de octubre, a las 7 p.m., el Instituto Cervantes inaugura una exposición dedicada al arquitecto Javier Carvajal, comisariada por Javier Antón. Estará precedida de la mesa redonda en la que participarán el arquitecto y crítico de arte,  Kenneth Frampton; y Alberto Campo-Baeza, arquitecto y director de Diseño de la Escuela de Arquitectura de Madrid, además del propio comisario.

Javier Carvajal llegó a Nueva York en 1964 y veni, vidi, vici. Como Julio César tras la batalla de Zela, Javier Carvajal con el Pabellón de España en la Feria Mundial de Nueva York,  llegó, vio y venció, obteniendo todos los premios y distinciones posibles. Llego, vio y, desde luego,  convenció. No en vano el pabellón era una obra preciosísima, a priori, difícilmente concebible para un país como era la España del 64. Pero el milagro se produjo.

Vincent Scully, a quien Philip Johnson describiera como el más influyente profesor de arquitectura de todos los tiempos llegó a escribir en Life, que el pabellón español era la joya de la Feria Mundial de Nueva York, coincidiendo con Ada Louise Huxtable, quizás la más prestigiosa crítica de arquitectura de los sesenta, quien también la consideró la mejor obra de Arquitectura de la Feria en su artículo del  New York Times.

Ahora, como el Cid Campeador, después de muerto, Javier Carvajal vuelve otra vez, tras 50 años, a ganar la batalla de Nueva York con una exquisita exposición en el corazón de la ciudad de los rascacielos que él tanto quería. La  exposición  llega en el tiempo y en el espacio adecuado y con el objeto de reivindicar la figura de Javier Carvajal, un maestro de la arquitectura en su tiempo.

La Exposición se centra en las casas de Somosaguas, la Carvajal y la García Valdecasa. Todas ellas son piezas de perfección inusitada, desde la idea que las genera, al proyecto que las desarrolla y a la ejecución impecable que las hicieron realidad. Destaca del conjunto la casa Carvajal recibió el premio Fritz Schumacher de la Universidad T. de Hannover, uno de los más prestigioso premios europeos. Modernidad y tradición se conjugan allí de manera perfecta a la manera de otras piezas imprescindibles de la historia de la casa del siglo XX como la casa Malaparte de Libera o la Farnsworth de Mies o la villa Savoie de Le Corbusier.

La exposición podrá verse hasta el día 29 de octubre en el Instituto Cervantes Nueva York, sito en la calle 49, en una antigua casa de Postas, con un precioso patio en pleno corazón de Manhattan. A Javier Carvajal le gustaría.